Parque Hundido

Parque / Area de Juegos grande / Renta Coches Electricos y Manualidades Fin de Semana / Trenesito

Ubicado sobre Avenida de los Insurgentes, calle Millet y Av. Porfirio Díaz. Colonia Extremadura Insurgentes.

Mejor conocido como Parque Hundido, es uno de los más famosos de la ciudad por su original relieve y numerosos atractivos. Su historia se remonta a la época porfiriana, cuando en los terrenos que alguna vez ocupara la Compañía Ladrillera de la Nochebuena, se sembraron varias especies de árboles, creando el bosque de la Nochebuena. Décadas más tarde, a fines de los años treinta, tras haberse pavimentado y ensanchado la Avenida de los Insurgentes, el gobierno decidió aprovechar el bello emplazamiento del Bosque de la Nochebuena, en un terreno con varios desniveles ocasionados por la operación de las ladrilleras en la zona, para crear un nuevo parque. Fue por ello, que se acondicionaron jardines, andadores y fuentes para que los habitantes de los alrededores pudieran disfrutarlo, creando uno de los paseos clásicos de la zona. Tiempo después, en 1972, se colocaron en este parque varias reproducciones de piezas arqueológicas distribuidas a lo largo de seis rutas: el Altiplano, las culturas zapoteca, maya, olmeca, totonaca y huasteca, piezas a través de las cuales podemos apreciar la maestría artística que alcanzaron los pueblos prehispánicos. Asimismo, este hermoso parque cuenta, además, con uno de los hitos urbanos de la avenida Insurgentes, el Reloj Floral, de 10 metros de diámetro, creado por los señores Olvera, dueños de una prestigiosa casa relojera en Zacatlán, Puebla. El diseño original de la carátula contempla la utilización de especies ornamentales de follaje de color como: evónimo pinto, mosaico rojo y verde; pensamiento blanco y morado, pero se le han adicionado piedra bola, así como panalillo blanco y morado, con la finalidad de resaltar y delimitar las áreas ocupadas por las plantas. Los tonos que se escuchan cada 15 minutos y cada hora, son similares a los del Big Ben de Londres. Éste se encuentra al final de una amplia escalinata rodeada por fuentes y cascadas, que recibe el nombre de Plaza Dolores del Río, en homenaje a una de las grandes divas del cine nacional. Fue inaugurado en el mes de julio de 1997 y está considerado como el más grande de los construidos en la República. En otro sector del parque se encuentra el Audiovideorama, rodeado por una exuberante vegetación. Un concepto único en América Latina en la exposición de obras de arte a través de audio y video. Durante el día se pueden apreciar videos de grandes conciertos, ballets, óperas y museos, así como prestigiadas películas, todo ello con una extraordinaria calidad de sonido e imagen. Cuenta con una sala de proyección, 141 butacas, 54 butacas burbuja, cabina de proyección y biblioteca ambulante. Está equipado con luz y los sistemas digitales más avanzados.

Califica y Opina

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *