Escápate en familia al Desierto de los Leones

¿Que tal un fin de semana diferente lleno de cultura, pero también de mucha diversión?

Por Ale

Mi familia y yo decidimos escaparnos un ratito (al menos por un fin de semana) del alboroto de la ciudad y nos fuimos al Desierto de los leones. Desde el primer momento en que te bajas del coche te sientes diferente, respiras diferente, ves diferente y, creo, mis hijos también lo sintieron, esa sensación de libertad  fuera del encierro.

Llegamos alrededor de las 12:00 del día. Debo admitir que a pesar de que estaba el sol, hacía muuuucho frío; así que nos tapamos bien y nos fuimos directo al convento.
El Ex-convento de las Carmelitas Descalzas es un lugar verdaderamente hermoso y sobre todo interesante. Recorrimos sus pasillos maravillados de los rincones que esconde y su arquitectura, vimos el pequeño museo y mis hijos intrigados me preguntaban por todas las cosas que veían, mostraban mucho interés por saber lo que se hacía ahí.
image (1)
Después nos dirigimos a los túneles subterráneo y yo pensé que mi hija de 4 años no iba a querer entrar, pero muy valiente lo hizo y ¡lo disfrutó!… y bueno, a mi hijo de 7 años, ni se diga, ¡le encantó! Los túneles son muy bajos y obscuros, te tienes que agachar para poder caminar adentro y mi esposo mide casi dos metros, ¡ya se imaginaran el show!
Al principio íbamos sin lámpara, nos gustaba la sensación de no ver nada pero mejor decidimos  poner la lámpara del celular y ver un poco cómo era adentro. Después de un buen rato, por fin encontramos la salida. Mi esposo y mi hija nos esperaron afuera y mi hijo y yo nos volvimos a meter para subir por unas pequeñas escaleras, las cuales te llevan hacía la azotea y ¡oh sorpresa!… mi esposo y mi hija también estaban ahí; llegaron por otras escaleras.
image
De ahí nos fuimos a caminar un rato al Jardín de los Secretos, otro lugar maravilloso en el que puedes apreciar las diferentes especies de árboles y sentarte un rato para respirar tranquilidad.
Por último nos dirigimos al restaurante que está  dentro del Ex-convento, estábamos un poco dudosos de comer ahí, pero en cuanto entramos nos atendieron muy bien. Nos sentamos en el área de jardín en donde tienen un pequeño espacio con juguetitos para que los niños se entretengan. Mis hijos se divirtieron mucho y ¡la comida estaba deliciosa!
image (3)
¡Sin duda un fin de semana diferente que les recomiendo ampliamente!
Tips:
– Lleva chamarras, bloqueador y gorras
– Visita el Ex-convento
– No se pierdan los túneles subterráneos
– Coman delicioso en el restaurante que está adentro del Ex-convento
– Dejen que sus pequeño corran y diviértanse mucho juntos
image (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *